La fascinante experiencia de vivir a otro ritmo, en un privilegiado paisaje de Córdoba.
(Escribe Antonio Birabent , músico y actor)

El año pasado estuve dos veces en Traslasierra,  Córdoba , y sentí muchas ganas de quedarme a vivir allí. De no volver a Buenos Aires , donde están mi casa y mi vida………… ………..Llegué con Cecilia por curiosidad. El azar nos llevo hasta ahí y lo primero que me sorprendió es que la gente me hablara del “camino de la costa” Si bien esta lejos del mar, así le llaman al camino que bordea las sierras y que va desde San Javier a la Paz, pasando por pueblitos como Yacanto, Luyaba y la Población……….. ……Allí vivimos en un lugar apartado, en una casa de unos amigos. Hacíamos vida bien cordobesa, con mate con hierbas serranas, siestas, caminatas por la montaña y baños en alguna ollita perdida. Comíamos ensalada de berro , menta y nueces que nosotros mismos recogíamos. Descubrimos también la placita de San Javier y enfrente una pulpería donde la gente de la zona llega a caballo a tomarse un Fernet con coca y escuchar al folclorista Néstor Celiz……… ….También  aquí  sobre las sierras de comechingones, hay una reserva de Tabaquillos, un árbol en extinción que mantiene húmeda la tierra. La corteza se desarma y parece papel para cigarritos….. La caminata hasta la cumbre es inolvidable. Este turismo rural y gauchesco, es el que más me interesa. No necesito shoppings , cines ni tarjetas de crédito. Los recorridos que me atrapan son los que me permiten incorporarme a la vida criolla. Creo que por eso disfruto tanto estando en pequeños lugares. Como aquel día que pescamos truchas en un río de montaña con cañas de juguete……… me siento en la gloria en estos pueblos. en esos paisajes. Y  sé que una parte de mi espíritu esta esperándome ahí, mientras yo estoy inmerso en la encantadora locura porteña. Sitios como Traslasierra me hacen redescubrir que hay otras vidas posibles en otros lugares.

ANTONIO BIRABENT